Dejar de fumar 4. Mantenerse lejos del tabaco.

Ahora “solo” queda no recaer.

“Dejar de fumar es fácil. Yo lo he hecho ya 7 veces”. Esta frase define muy bien lo que les ocurre a algunas personas. Son capaces de dejarlo pero no de mantenerse sin fumar.

*

Conviene que estos escritos sobre dejar de fumar se lean uno detrás de otro, en el orden adecuado. Si no has leído el primero te aconsejo que lo hagas: Dejar de Fumar. Por qué hacerlo. Cómo hacerlo

***

Un día estresante, que produce ansiedad y vuelven a la “solución” conocida para sus nervios. El problema es que es una mala solución. Bronquios, pulmones, coronarias, arterias del cerebro. Hasta la vejiga. Todo el cuerpo es perjudicado por el tabaco.

No compensa la “solución” de fumar un cigarrillo (“solo uno”) para quitar esos nervios.

Porque después del primero viene el segundo, después la cajetilla y después, cuando te quieres dar cuenta, llevas 2 meses fumando.

¿Cómo evitar recaer?

Teniendo claro que no puedes acercarte al tabaco. Como un ex-alcohólico no se acerca a un vaso de vino o a un botellín de cerveza.

Si alguien te anima a fumar, “solo uno, no pasa nada”, acuérdate de lo que te costó dejarlo, de lo contento y satisfecho contigo mismo que estabas por conseguir dejar el tabaco.

Acuérdate de las listas que has hecho, las que comento en un escrito anterior.

¿Que tienes un día horrible, todo problemas y sinsabores? Fumar no lo va a arreglar. Al revés, va a añadir otro problema.

Así que ¡no te acerques a un cigarrillo!