Bajar de peso 4. Disminuir ingesta de calorias – Consejos realizables sobre dietas (1 de 2)


Hay varias cosas sencillas que se pueden hacer para bajar las calorías que se toman con la comida.

*

Conviene que estos escritos sobre adelgazar y dietas se lean uno detrás de otro, en el orden adecuado. Si no has leído el primero te aconsejo que lo hagas: A mi me engorda el agua. Por que es tan fácil engordar.

***

a.- Eliminar comidas con muchas calorías.

Las que llevan muchas grasas tienen muchas calorías

Recordemos que 1 gramo de grasa son 9 Calorías

mantequillaNO

 

Frente a que 1 gramo de hidratos de carbono (pasta, pan) que son 4 Calorías

1 gramo de proteínas (pescado, carne de pollo) son también 4 Calorías.

Es necesario acostumbrarnos a mirar la composición de los productos envasados. Por ejemplo. El yogur es un alimento sano. El yogur natural normal es un buen alimento. Si miramos la diferencia de calorías entre ese y el “cremoso” nos llevaremos una sorpresa … desagradable, jaja. El “cremoso” tiene muchas más calorías.

 

composicion alimento

composicion-alimentob

 

 

 

 

 

 

 

 

Si quieres tomar un mousse de chocolate de postre eres tú quien decide, pero mejor que sepas cuantas calorías tiene.

chocolateNO

 

b.- Disminuir las cantidades de todas las comidas.

¿Llenamos el plato de sopa hasta arriba? Porque nos gusta mucho, nos sale estupenda a nosotros mismos o a nuestra esposa o marido, porque “siempre” hemos comido esa cantidad.

Pues ha llegado el momento de llenarlo un poco menos, un 10-20% menos lleno el plato. ¿El filete de carne, de pescado, de pollo es de 20 cm? Desde ahora tendremos que acostumbrarnos a que sea de 15.

Hay que acostumbrarse a llenar un poco menos el plato. Como sistema. Hacerlo ya siempre así.

 

platoflechas

Una posibilidad interesante es usar platos más pequeños. Ayuda a que no lo llenemos tanto.

 

c.- Empezar la mayoría de las comidas con algo de ensalada.

Lechuga, escarola, tomate, tomates cherries.

Pepino, pimientos de todos los colores: verdes, rojos, amarillos.

De esta forma tomamos el aporte de fibra que necesita nuestro intestino para funcionar bien y nos llena un poco el estomago, con lo que llegamos al siguiente plato (el plato principal) con menos hambre).

Y podemos añadir cosas distintas, variadas, hacer nuestra ensalada original, que sea un poco distinta cada día. Porque si nos resulta aburrida, monótona, siempre igual, no mantendremos este nuevo hábito, tan beneficioso.

ensalada-de-lechuga-189x220

 

Zanahoria rallada, remolacha, trozos de manzana, un poco de queso fresco, alguna uva pasa (mejor sin pepitas, jaja), algún trozo de nuez (no mucho porque los frutos secos tienen bastantes calorías), de avellana, de almendra o similares.

Darán toques de sabor, pequeñas sorpresas emocionantes a nuestro paladar, con un muy pequeño aporte calórico.

 

d.- No llegar nunca con hambre a ninguna comida.

“Si yo solo como una vez al día, no sé cómo engordo”

Pues precisamente porque comes solo una vez al día, cuando llegas a comer te comerías una gacela tu solo/a, jaja.

Puedes comer de una “sentada” 3.000 calorías sin problema y además pensar que estás haciendo dieta porque solo comes una vez al día. Y ya sabemos de escritos anteriores que necesitamos unas 2.000, quizá 1.800 Calorías al día.

Es mucho mejor tomar 5 comidas al día y no llegar a ninguna de ellas con hambre.

A medía mañana y a media tarde tomar una fruta, un zumo, algo de leche o yogur o queso fresco.

 

(Continua en un próximo escrito)

Deja un comentario