Dejar de fumar. Paso 1 : hacer listas


Pero, ¿que tendrán que ver las listas con dejar de fumar?

Mucho, tienen que ver mucho. Son una gran ayuda. La diferencia entre conseguirlo y no conseguirlo.

*

Conviene que estos escritos sobre dejar de fumar se lean uno detrás de otro, en el orden adecuado. Si no has leído el primero te aconsejo que lo hagas: Dejar de Fumar. Por qué hacerlo. Cómo hacerlo

***

Como decía en el anterior escrito, las listas van a servir para ayudar a superar momentos de ansiedad, en los que normalmente te fumarías un cigarrillo (o quizá 3 a la vez :mrgreen: )

Lista 1: Ventajas de dejar de fumar 

Dedo arriba Icono Me Gustab

 

Sugiero unas ventajas, pero es necesario que tú dediques tiempo, varios ratos, a elaborar tu propia lista, a pensar sobre el tema y así interiorizarlo.

– Disminuir la tos por las mañanas.

– Mejorar la capacidad de hacer ejercicio. Y no ahogarse cuando se corre a coger el autobús.

– Disminuir probabilidad de tener un infarto.

– La ropa no huele a tabaco.

– Tus besos no saben a cenicero.  😈

– Ahorrar dinero.

Por lo menos encuentra otras 5 ventajas.

Yo no fumo. Si tú quieres dejar de fumar, tendrás que hacer el trabajo que te propongo.  Leerlo sólo no sirve de nada. Tienes que hacerlo. 😀

 

Lista 2: Momentos que tengo asociados a fumar

momentob

El explicitar en qué momentos fumas / enciendes un cigarrillo te hará saber cuándo tienes que tener más cuidado.

¿Cuando llamas por teléfono a tu madre o a tu hija/o enciendes un cigarrillo?

¿No puedes pasar sin fumar después de comer? ¿O al terminar el café del desayuno?

Por lo menos 5 momentos que tengas asociados al tabaco.

 

Lista 3

Ésta es más fácil. Y muy eficaz.

Calcula el dinero que gastas al año en tabaco. ¿Cuánto cuesta la cajetilla que fumas? ¿Cuánto te dura? ¿Cuánto es eso al cabo del año?

Te sorprenderá la cifra. 😈

dinero-euros

Lista 4

Ésta es aún más fácil y, además, más agradable.

regalo

Con la cifra que has calculado en la anterior, con el dinero que te vas a ahorrar en un año, piensa qué te podrías comprar, qué regalo para ti mismo / misma te podrás pagar. Algo de ropa, algún juguetito electrónico, un portátil, un viajecito al sitio donde hace tiempo sueñas con ir.

Tú te lo mereces. Has hecho / vas a hacer un esfuerzo importante. Te mereces ese premio que te vas a dar tú mismo.

¡Has conseguido / vas a conseguir dejar de fumar!  🙂

 

Utilidad de las listas

Ya has leído todos mis escritos, has dado todos los pasos que te propongo, hace 3 días que no fumas. Hasta has superado el nerviosismo y la irritabilidad (seamos sinceros, realmente no era irritabilidad, era “mala leche”, jaja) de dejar el tabaco. Ha sido difícil pero lo has logrado. Estás muy orgulloso / orgullosa de ti mismo / misma.

Pero hace 5 minutos tu jefe, un cliente, un amigo, tu madre o tu hijo/a, un desconocido, te ha puesto “de los nervios”, absolutamente “atacado/a”, con un nerviosismo que sólo se puede solucionar, tú lo sabes bien … fumando un cigarrillo. No, un cigarrillo no va a ser suficiente. Te deleitas con la idea de que te vas a fumar 3 cigarrillos seguidos. ¿Quedaría muy feo si me fumo 2 cigarrillos a la vez, uno con cada mano?  :mrgreen:

En ese momento repasas la lista 1 (ventajas que vas a perder), la lista 2 (sí, este es uno de esos momentos de los que tengo que estar precavido), la lista 3 (¿voy a volver a tirar todo ese dinero al año en tabaco, a quemarlo literalmente?) y la lista 4: no, definitivamente no voy a renunciar a ese viajecito a Cancún que tengo previsto o a esa ropa que tanto que me gusta.

Y decides que respirar profundo y tomar un vaso de agua a pequeños sorbos te va a quitar la ansiedad igual que lo haría el tabaco. Mejor aún, porque no va a tener las desventajas anotadas en las listas a las que has dedicado tiempo en elaborar y repasar con frecuencia.

Esa persona que te ha crispado absolutamente no se merece que tú pierdas todo eso.

¿Verdad que no?  😀

Deja un comentario