Dieta sostenible

¿Puedes estar 2 meses siguiendo la dieta del pomelo?  No

¿Las diversas dietas que has probado, que te han contado, que has leído en Internet pueden hacerse durante mucho tiempo?

Lo que necesitamos hacer para adelgazar y mantenernos delgados es una dieta que se pueda continuar durante mucho tiempo sin que produzca problemas de salud, abandono por monotonía en la alimentación, pasar hambre, molestias de diversos tipos.

Eso es una dieta sostenible.

*

Conviene que estos escritos sobre adelgazar y dietas se lean uno detrás de otro, en el orden adecuado. Si no has leído el primero te aconsejo que lo hagas:A mi me engorda el agua. Por que es tan fácil engordar.
 

***

¿En qué consiste una dieta sostenible?

1.- Cambio de hábitos. Los hábitos que tienes te han llevado al exceso de peso actual. La idea es seguir disfrutando comiendo pero cambiar algunas cosas, las que más engorden.

Por ejemplo, yo antes tenía la costumbre de tomar como postre dulce una rebanada de pan con Nocilla (¡unas poquitas calorías!, jaja). Es algo a lo que he tenido que renunciar.

rebanada pan con nocilla3 

Sigo comiendo comidas que me gustan, los domingos desayuno una tostada con mermelada, pero los demás días nada de mermelada.

2.- No tener mucha hambre cuando se llega al plato principal. Y para eso, dos cosas ya comentadas. (Puedes leerlo aquí)

– Tomar 5 comidas al día, no muy abundantes. Además del desayuno, la comida del mediodía y la cena, tomar a media mañana y a media tarde una fruta, una infusión con un par de galletas o un bocadillo pequeño de queso fresco o con un poco de fiambre poco graso.

– Empezar las comidas con una ensalada de vegetales.

 

ensalada-de-lechuga-189x220

3.- Disminuir las cantidades de todas las comidas. Acostumbrarnos a tomar menos sopa, menos judías, menos carne, menos pescado. ¿Cuanto menos? Empecemos por un 15%.

platoflechas

4.- Esperar la sensación de saciedad. No podemos comer hasta sentirnos llenos. Porque la sensación de saciedad, de tener “el estomago lleno”, tarda. Cuando se produzca habremos estado comiendo 10-20 minutos más de lo que deberíamos.

Si 15 minutos después de comer notamos el estomago incómodamente hinchado, es que hemos comido de más. En la próxima comida habrá que hacerlo mejor. Y en próximos días mejor aún.

5.- Comer despacio. Ponte la ración que creas correcta en el plato. O mejor un poco menos. Come sin prisas, disfruta, saborea. No tragues, no engullas. Cuando hayas terminado lo del plato y estés pensando echarte más comida, espera un poco: 5 minutos. La comida está ahí. Si sigues con hambre te la podrás echar, nadie va a quitártela.

Y posiblemente 5 minutos después ya no tengas tanta necesidad de comer más. ¡Lo has conseguido! Has esperado unos pocos minutos y has visto que el hambre ha desaparecido.

 6.- Cambia el “picoteo” por alimentos con pocas calorías. Manzana en trozos, piña al natural (una gran superficie muy conocida tiene piña ya pelada, envasada, pasteurizada que además de estar muy rica, dura varios días), zanahoria en trozos o rallada.

pina

Evitarás así las patatas fritas, “ganchitos”, frutos secos fritos y similares con muchas grasas y calorías.

Deja un comentario